imac

El iMac G3 original cumplió 20 años

Este último año, a lo largo de los meses, hemos celebrado muchos aniversarios de productos Apple: iPhone, Macbook… Y, precisamente, este mes le toca el turno a iMac. Hace la friolera de 20 años, nada más, cuando un joven Steve Jobs presentaba al mundo el iMac G3 original. Concretamente, el 15 de mayo de 1998, el por aquel entonces CEO de la compañía de Cupertino, presentó el primer modelo de la línea de ordenadores personales iMac. Éste, era un equipo “todo en uno”, que incorporaba tanto el monitor como la CPU en un solo encapsulado -con cubierta de plástico transparente y en llamativos colores-, con un procesador PowerPC G3 de 233 MHz, 32 MB de RAM, un disco duro de 4 GB, un monitor de 15 pulgadas, haciendo uso del sistema operativo Mac OS 8.1 y altavoces estéreo, además de incluir un teclado y un ratón en colores similares. Analizando que hablamos del año 1998, podemos afirmar que Jobs y su marca nos presentaron una auténtica joya informática dada su potencia y la avanzada tecnología que utilizaba.

Un ordenador para salvarlos a todos

En el momento de su presentación, todo fueron alegrías, pero lo cierto es que llegar hasta aquí fue una lucha contra reloj para tratar de salvar el peor momento que vivía la compañía, algo impensable viendo su ascenso imparable a lo largo de estos años. Y es que, en la presentación del nuevo iMac G3, además de marcar un nuevo hito en la creación y diseño de un ordenador inaudito, se logró poner punto y final a la caída financiera que afrontaban los de la manzana mordida. Resulta que un año antes, en 1997, la marca había perdido casi 900 millones de dólares, algo que subsanó con los más de 400 que ganó en el 98, tras el invento del iMac G3.

Curiosidades que hoy quedan en anécdotas

El lanzamiento del iMac G3 llegó lleno de sorprendentes novedades que hacían del ordenador una máquina completamente incomparable a nada visto hasta el momento. Entre sus curiosidades, por ejemplo, destacaban el asa ubicada en la parte posterior del ordenador, puesta ahí para demostrar que el ordenador no era nada intimidante y que si cualquiera podía levantarlo con una sola mano, más fácil debería ser usarlo con dos.

También, tras romper con los moldes de lo establecido y lo tradicional, otra novedad interesante del iMac G3 fue la llegada del color a la unidades. El primero que se presentó fue el reconocido Bondie Blue, en recuerdo a una playa australiana de colores verde aguamarina, pero tras el cual se sumaron muchísimos más: blueberry (arándano) strawberry (fresa), tangerine (mandarina), grape (uva), lime (lima), snow (nieve), etc., y estampados como el Blue Dalmatian (azul con manchas moteadas, al igual que un perro de raza Dálmata) o el Flower Power (poder floral).

Otro punto a destacar de este primer iMac personal, es que venía equipado con un módem telefónico incorporado, algo que en aquel momento se vendía como extra adicional en el resto de equipos informáticos. Durante el discurso de presentación, Jobs dejó claro que la letra ‘i’ de iMac significaba “Internet, individuo, instruir, informar e inspirar”.Además, no tenía unidad de disquete (para todos los que sabemos que es y recordamos con cariño) pero que supuso la introducción de nuestros actuales puertos USB en los ordenadores.

Nos encanta seguir celebrando efemérides de esta índole con Apple y ver todo el tiempo que llevamos trabajando para hacer que muchos de esos equipos os sigan siendo útiles. Nos vemos en nuestra próxima entrada ;)

Posted in Apple, Blog, iMac, iOS and tagged , , , .